Pavarotti, el más grande

pavarotti.jpgEsta madrugada se murió Luciano Pavarotti, el cantante de ópera (como él quería que lo recordaran) más popular y, a mi humilde parecer, más grande de la historia.

A pesar de una lucha de casi dos años, el tenor italiano no pudo recuperarse del cáncer de páncreas por el que se lo había operado el año pasado, y murió a los 71 años en Modena, según confirmó esta madrugada en Roma su representante.

Pavarotti había sido dado de alta el 25 de agosto, pero su estado se agravó en las últimas horas por problemas de riñón.

Su primer maestro fue el tenor Arrigo Pola: “Cuando su padre lo trajo para que cantara frente a mí en 1955 -testimonia Pola en la biografía de Pavarotti de William Wright- supe inmediatamente que Luciano poseía una voz excepcional y lo tomé como alumno. Durante dos años y medio vino diariamente a mi departamento de Modena y trabajamos juntos, incluso los domingos.”

Pavarotti -nacido el 12 de octubre de 1935- tenía 20 años. Hasta entonces se había entrenado por su cuenta con las grabaciones de su padre, un panadero amante de la ópera: “El canto -cuenta el tenor en esa misma biografía- era lo más importante del mundo para mi padre. Traía a casa grabaciones de los grandes tenores del momento -Gigli, Martinelli, Schipa, Caruso- y los escuchaba una y otra vez.”

En 1961 debutó en el Reggio Emilia como Rodolfo en La Bohème (el mismo rol en que un año después reemplazaría a Giuseppe Di Stefano en el Covent Garden). Nueva York sería el segundo hogar de Pavarotti, aunque su debut en el Metropolitan resultó un poco accidentado. Fue en 1968, también como Rodolfo; engripado, hizo sólo dos funciones y debió cancelar el resto, aunque de todas maneras recibió elogios de la crítica.

Su visión comercial lo condujo a Los Tres Tenores, que fue una suerte de gran empresa musical. La historia comenzó en 1990 en las Termas de Caracalla, en Roma, junto con los españoles Plácido Domingo y José Carreras, más el director indio Zubin Mehta. Durante muchos años fue un negocio fabuloso, impensable en el mundo de la ópera.

pavarotti1987El público porteño tuvo la oportunidad de escucharlo en cuatro ocasiones. Primero en el Colón, como un inolvidable Rodolfo en La Bohème de la temporada 1987, a lo que se sumó un recital en el Luna Park. La segunda fue un concierto en la 9 de Julio, en diciembre de 1991, con una orquesta dirigida por el italiano Leone Magiera. La tercera, en 1995, en el Campo de Polo, también bajo la dirección de Magiera. Y en 1999 se presentó junto a Mercedes Sosa.

Precisamente en la Bohème de 1987, compartió escenario con mi papá, el barítono Rocco Lisotto, gran admirador de Pavarotti (en la foto, Rocco es el aduanero de la derecha).

Con una enorme tristeza, les dejo dos arias que, a mi gusto, son las mejores que escuché y que, en la voz de Pavarotti, son realmente conmovedoras.

Nessun Dorma (de la ópera Turandot, de Puccini). Grabado el 13 de abril de 1982 en el Royal Gala Concert, junto a la Royal Philharmonic Orchestra, dirigida por Kurt Herbert Adler:

Chè gelida manina (de la ópera La Bohème, también de Puccini). Grabado en el teatro Della Scala de Milan, en 1979. Mimí es interpretada por la soprano Ileana Cotrubas:

Por Pablo Lisotto

Anuncios

2 pensamientos en “Pavarotti, el más grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s